16.1.12

Columnistas y payasos

...
Sin duda alguna, todavía quedan en la prensa peruana unos pocos columnistas que dicen cosas centradas y reflexivas. Más discutible es que haya muchos que vayan más allá de lo que cualquier ciudadano sensato podría opinar desde el sentido común. Lo que es indiscutible (como hace notar con frecuencia mi amigo Félix Reátegui) es que ya casi no hay quien cultive la columna de opinión como forma, con alguna bondad de estilo, con respeto por el hecho mismo de trabajar dentro de lo que, finalmente, pese a quien le pese, es un género literario.

El mismo Félix me hace notar cuán difícil es distinguir, en términos formales, entre una columna de Aldo Mariátegui y una columna del más constante de sus críticos, Juan Carlos Tafur, el mismo que ha etiquetado al primero con el bochornoso membrete de mandamás de la "derecha bruta y achorada". El lenguaje de ambos es con frecuencia el mismo: una pobre adición de pseudo agudezas y humor barato; la torpeza de estilo campea en los dos; la actitud es la de quien cree ganar la discusión si puede alzar la voz propia por encima de la ajena.

Pero algo ha llamado mi atención particularmente en la columna de Tafur del día 12 de enero en Diario 16. Es la frase con la que Tafur refiere cómo, años atrás, él mismo le dio cobijo a Mariátegui, hoy director del diario Correo, como columnista de esa publicación, cuando Tafur la dirigía: "De allí, cometimos el error", dice, "de darle cabida en Correo, aunque siempre lo colocamos bajo el rango de esos payasitos que pueden condimentar una parrilla de columnistas".

Supongo que es como consecuencia del ejemplo de Tafur que Mariátegui alinea entre los columnistas de Correo, hoy, a personajes como el racista atrabiliario Andrés Bedoya Ugarteche; y supongo que la misma idea sigue Tafur cuando entrega una columna de Diario 16 a un plagiario demostrado y repetido como Eloy Jáuregui. Pero me pregunto qué otros columnistas de Diario 16, ahora mismo, están allí en calidad de payasitos, como puro condimento irresponsable, y cómo se sentirán los demás columistas de ese periódico al leer esa confesión de parte acerca del modo en que Tafur selecciona a sus colaboradores.

En fin, en otro post diré lo que pienso sobre la torpe etiqueta "derecha bruta y achorada". Por ahora baste decir que, al menos en este aspecto, la lamentable descripción parece manchar también a quien la ha acuñado. Lo que queda claro es que Tafur no siente demasiado respeto por la inteligencia de sus lectores, y que su doctrina del aderezo payasesco es uno de los factores que tornan árido el panorama de la opinión periodística en el Perú.
...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si hay algo que me molesta de los comentaristas de la tele y la radio es que la mayor parte de lo que dicen (cuando no es retórica de relleno) son cosas que a cualqueira se le pueden ocurrir. ¿Yo para qué quiero escuchar a alguien que me dice lo que yo ya sé?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

La pregunta es por qué los periodistas quieren siempre escuchar lo que ya saben o ya creen. Eso, creo yo, refleja un miedo al conocimiento, al descubrimiento. Es conformismo puro con un barniz de seriedad.

LuchinG dijo...

Cuando dije comentaristas me refería al Chema Salcedo o a Raúl Vargas, que no sólo entrevistan; también dan un discursito o tienen un espacio de cinco minutos en la mañana.

Lucio suárez dijo...

> Lo que me jode y lo que me gusta en la literatura y en la vida

De acuerdo con Luchin G.

maju samanes dijo...

una pena que juan carlos tafur s e exprese de esa manera ,ay que ser firmes en nuestras conviccioness y dejar de asernos los progres cuando en el fondo de tu corazon te encantaria que la dba sea gobierno y te contraten para algun cargito jajjaaja

maju samanes dijo...

hshsgd