17.9.12

El poder y los cocineros

...
La encuesta anual del poder de Perú Económico salió ayer y un segundo después comenzaron las discusiones (aquí el cuadro de los diez personajes más poderosos). Desde mi punto de vista, los resultados de la encuesta dejaron de ser interesantes en el momento en que comprobé tres datos.

El más obvio es que no existe el rubro de los intelectuales más influyentes pero sí el de los chefs más poderosos.

El segundo es que no existe ninguna categoría referida a instituciones creadoras de conocimiento pero sí cuatro distintas categorías alusivas al periodismo.

Eso último no parece ser otra cosa que un exceso de optimismo auto-congratulatorio: ¡cuatro diversos ránkings de periodistas, cuando en el top ten de los poderosos no aparece uno solo!

Todo esto, en mi modesta opinión, quiere decir que, probablemente, si Perú Económico hiciera una metáfora anatómica de sus resultados, el Perú tendría una gran boca, dos grandes orejas y un estómago inmenso pero no tendría un cerebro.

¿Es posible que imaginemos el poder en el Perú de tal forma que sea relevante el dueño de una cadena de restaurantes pero no sea relevante ninguna universidad? Ojo: no es que la gente tenga esa idea en la cabeza --no necesariamente, al menos, aunque no pongo las manos en el fuego--: es que Perú Económico ha diseñado su encuesta de modo que ese tipo de absurdo es posible.

Pensar que monseñor Cipriani lleva años tratando de tomar la Universidad Católica, sin darse cuenta de que la manera más expeditiva de hacerse de un gigantesco instrumento de poder en el país es tomar por asalto los restaurantes de la avenida La Mar.

¿Tendríamos que asumir, mirando esta encuesta, que la mayoría de los peruanos ha renunciado a la idea, tradicionalmente creída, por cierto, de que la educación es un instrumento de poder y el gran mecanismo para la movilidad social? Sinceramente, no lo creo; pienso, más bien, que esa es una deformación ocasionada por la encuesta misma.

El tercer dato, claro, y el decisivio, es que esa encuesta no contiene ninguna pregunta que ponga en perspectiva las demás, una pregunta como: "¿en qué sector cree usted que se concentra más poder?", seguida de las opciones: poder ejecutivo, congreso, poder judicial, fuerzas armadas, medios de comunicación, iglesia, universidades, banca, comercio, producción, inversionistas extranjeros, etc.

Si hubiera esa pregunta, podría traslucirse la futilidad del énfasis exagerado en el rubro periodístico, y ciertamente se haría más obvio el absurdo de tener una lista de cocineros en una encuesta sobre poder en la que ninguna minera extranjera es mencionada por su nombre.

...

13 comentarios:

esmeralda hildebrandt dijo...

Excelentes observaciones a una encuesta antojadiza y que habla de personas lo cual es relativo y no de instituciones lo cual reflejaría mejor a una sociedad. Totalmente de acuerdo.

FRANCISCO SANJINEZ CALDERON dijo...

brillante observación, los intelectuales han sido superados por los hechiceros, y mejor dicho, entre hechiceros se promocionan

Anónimo dijo...


De acuerdo en lo que respecta a los cocineros. la verdad yo tampoco entendí que hacíamos allí. De lo otro no podría opinar. Solo se cocinar.
Saludos.
Gaston.

LuchinG dijo...

Si sólo sabes cocinar, ¿por qué te pones como símbolo de un banco cuya solidez no conoces? (La crisis bancaria mundial está lejos de terminar, y dudo mucho que eso no lo sepas).

Christian Valdivia dijo...

Una encuesta que sólo mide la percepción de las personas, basada en lo que nos venden los medios, un entretenimiento más, creo yo, nada serio.

Anónimo dijo...

¿Cuál es el sentido de enrostrarle a Acurio su participación en una campaña publicitaria? Porque si el comentario de las 18:14 realmente es de Gastón Acurio, no parece que quiera él "ponerse como símbolo" de nada y más bien concuerda con lo dicho por Gustavo.

Anónimo dijo...

¿Cuál es el sentido de enrostrarle a Acurio su participación en una campaña publicitaria? Porque si el comentario de las 18:14 realmente es de Gastón Acurio, no parece que quiera él "ponerse como símbolo" de nada y más bien concuerda con lo dicho por Gustavo.

Anónimo dijo...

Excelente comentario, Sr. Faverón. Pero sobre su observación ante la falta de un rubro de "intelectuales influyentes" creo que me sabe más a inocencia que a denuncia. ¿Hay intelectuales peruanos que tengan una visión renovada sobre lo que es nuestro país y hacia dónde van sus derroteros? Porque sino fácilmente volveríamos a los Cotler, Macera, De Soto, con lo cual evidenciariamos una falta de recambio generacional. O ser intelectual en el Perú no es rentable o genera un gran temor en ser arrastrado por las fuerzas reaccionarias de este país y con ello el destierro.
Si me equivoco, ¿podría darme algún nombre para buscarlo y leerlo?
Me quedo con su observación de que en esa encuesta el poder se individualice y no se vea de forma estructural, institucionalizada. Así sabríamos mejor que la Confiep tiene tal poder que es capaz de hacerle cambiar al presidente de planes de gobierno, discursos y hasta mentalidad.
Saludos
Víctor P.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Lo de los intelectuales es claro y se hace más claro cuando uno lo compara con los periodistas. En el top ten de esa encuesta está Mario Vargas Llosa y no está ningún periodista de oficio. Lo que significa que por lo menos hay un intelectual peruano que es percibido como más poderoso que cualquier periodista. Sin embargo en las categorías aparte hay cuatro sobre periodismo y ninguna para intelectuales. Obviamente, es Apoyo la que está deformando las cosas.

Luis Daniel Collazos dijo...

Dentro del Top Ten:
No hay poder que detente Ollanta. Nadine tiene más de lo que parece y es pura actitud (es artífice y hábil, no sé qué tan nocivo sea eso). Mario Vargas Llosa no ejerce poder alguno. Dionisio y Roque engranan el aparato corporativo para ejercer el verdadero poder por sus variados tentáculos.
No creo que el pueblo peruano sea culpable del ciego trueque de chef's por pensadores, ni de la ausencia de intelectuales en la escena. Es más bien, víctima de las sutiles estrategias que, en cascada, lo adormecen.
Y claro, incluir a pensadores o intelectuales sería contraproducente al poder.

LuchinG dijo...

Dime Anónimo, ¿por qué Claro contrató a Farfán para promocionar sus celulares? ¿Y por qué lo despidieron cuando fue enjuiciado por alimentos? Los "niños símbolo" sí tienen efecto en las ventas. En la práctica, lo que Acurio está haciendo es recomendar a la gente que ponga su plata en ese banco. Si ese banco quiebra (te recuerdo que la crisis está lejos de terminar) Acurio va a decir lo mismo: "A mí qué me miran, yo sólo sé cocinar". Esto son fantasías mías, ya pasó hace veinte años con Mutual Perú y cierta exvedette que todavía sigue en la tele.

Y 2: no es puro azar que haya una categoría para Cheffs en esa encuesta. ¿Por qué no debería haberla? ¿Acaso los cheffs no son escuchados cuando hablan sobre transgénicos, obras literarias, opciones bancarias?

Anónimo dijo...

¿Alguien mencionó a APOYO? ¿El mismo APOYO que le daba dos puntos de ventaja a Keiko faltando una semana, y en seis días tuvo que voltearse para que los resultados coincidan con la realidad? No, pues...
Realmente, esta encuesta es lo más desfasado que se ha hecho a nivel estadístico en mucho tiempo. No hace falta una encuesta tipo Kids' Choice Awards para saber, todos, que el "poder" de Gastón Acurio no le llega ni a las cacerolas al que ejercen de los señores Brescia, Rodríguez Pastor, etc. en planos que no son siquiera considerados en el sondeo. ¿Cuál es el objeto de Perú Económico, aparte de la hacer peliculina? Que lo expliquen, siquiera.

Anónimo dijo...

P.D. Y ni hablar de la "encuesta" sobre Nadine Heredia. Eso sí es de antología.