4.8.13

¡Asu mare! ¡Cementerio general es peor!


Me pregunto si el éxito comercial indiscutible de Cementerio general convertirá a esa pésima película en la nueva niña mimada de los economistas neoliberales disfrazados de críticos de arte que hace apenas unos meses propusieron Asu mare como ejemplo del tipo de cine que se debería producir masivamente en el Perú.

No me lo pregunto sólo por maldad. En verdad sería interesante escuchar el argumento. Porque, esta vez, no podrían decir que el éxito de la cinta se debe a que refleja el alma pujante de la nueva peruanidad (es una copia de cien películas americanas), ni a que cuenta una historia de éxito (spoiler alert: todo el mundo manca), ni a que es criollaza, alegre, jaranera y festiva (es una hora y pico de llantos), ni podrían decir tampoco que ha sido hecha a partir de concienzudas investigaciones de mercado, para darle a la gente lo que digan los focus groups, como fue el caso con Asu mare.

Me interesa, también, saber qué opinan de que la popularidad del lanzamiento de Cementerio general haya sido construida sobre un dato falso: la afirmación, muchas veces repetida en las últimas semanas, de que ésta es la primera película de horror que se hace en el Perú. Como si no fueran películas peruanas los muchos filmes de horror dirigidos por cineastas provincianos como los ayacuchanos Melinton Eusebio y Palito Ortega, un fenómeno tan masivo que no sólo ha ocupado espacio en festivales y ciclos cinematográficos nacionales y merecido reportajes impresos, radiales y televisivos, sino que ha sido estudiado en círculos académicos y discutido por la crítica de cine en el Perú y en el extranjero (yo mismo vi muchas de esas películas porque me las regaló un colega uruguayo en la Universidad de Stanford, en California).

Pero, sobre todo, hay una razón fundamental por la cual me gustaría saber si los economistas neoliberales especialistas en todo, esos que explican cualquier fenómeno humano como una consecuencia de las leyes de la oferta y la demanda, están dispuestos a proponer Cementerio general como un modelo para el cine nacional. Esa razón es la siguiente. Durante las semanas que duró la discusión sobre Asu mare, apareció, como tema del debate, el asunto de la calidad artística. Quienes decíamos que Asu mare era una mala película fuimos tachados de elitistas. Los econocríticos decían que una película no era buena o mala en función de lo que pudieran afirmar, desde sus imaginarias torres de marfil, los críticos y los académicos. De hecho, lo que se esgrimía era un argumento populista sobre el arte: el cine es bueno si tiene éxito; si cientos de miles o millones de personas dicen que una película es buena, entonces es buena y los que tienen que revisar sus posiciones son los críticos.

(Para no ser burdo sobre el tema anotaré que la crítica, históricamente, revisa sus argumentos de manera constante, y que hay infinitas obras de arte, incluyendo infinitas obras de arte popular o de gusto popular que han transformado cánones y hecho a la crítica cambiar de dirección, de perspectivas e incluso, algunas veces, de principios. Desde el Quijote hasta Chaplin, desde el blues hasta Batman, desde la poesía juglaresca hasta el teatro de guiñol, desde Louis Armstrong hasta las Vargas Girls).

Pero me gustaría ver a gente como Alfredo Bullard, por ejemplo, ensayando el argumento de que Cementerio general es una buena película y que solamente un académico elitista, como yo, sería capaz de negarlo. Y confieso que me gusta especialmente la oportunidad porque yo, elitista, respingado, culturoso, como dicen, demasiado intelectual, como dicen, soy un amante del cine de horror y algo más: soy un amante del mal cine, y, sin embargo, creo que Cementerio general es tan horrorosamente mala, tan trivialmente mala, tan ridículamente mala, y mala de manera tan común, tan poco original, tan payasesca y desesperada, que ni siquiera un amante del cine de horror, como yo, y ni siquiera un amante del mal cine, como yo, puede encontrar en ella nada que sea mínimamente rescatable.

Aquí debo hacer dos desvíos pequeños. El primero es para saldar una cuenta con Asu mare. Cuando escribí negativamente sobre esa película, mucha gente me dijo que mi crítica hubiera sonado más creíble si yo hubiera rescatado algo positivo de Asu mare, si hubiera dicho qué cosa estaba bien en la película, en lugar de incidir sólo en sus defectos.

A eso tengo que decir que la crítica no es un libro de caudales en el que un comentarista esté obligado a anotar todos los debes y todos los haberes del objeto criticado. Aun así, quiero decir que Asu mare tiene dos o tres momentos no sólo hilarantes sino rescatables (es más fácil ser hilarante que hacer buen cine): la escena del parto y el hombre atravesado por un poste, por ejemplo, o la primera y almodovariana escena de la bruja. Son rescatables porque son cinematográficamente válidas, no ilustraciones de algo ya dicho antes o ya anunciado antes, no enésimas repeticiones de algo que la película ya explicó previamente, sino pasajes que se soportan en la propia narración y en la propia exposición, en la imagen y el diálogo. Pero eso, lamentablemente, el resto de la película lo olvida de modo flagrante.

Por supuesto, digo esto para de inmediato observar que Cementerio general no tiene ni siquiera un pasaje, una escena, un encuadre, un diálogo, un motivo o un rápido guiño que deje al espectador pensando “ok, esto es propio, esto lo ha hecho un director con alguna imaginación, lo ha escrito un guionista con sentido de la narración, con la expectativa o el deseo de decir o de mostrar algo distinto”.

Y el segundo desvío es en verdad un regreso al tema: ¿cómo es que un amante del cine de horror que además se declara amante del mal cine puede decir que esta película de horror es demasiado mala para que, aunque sea él, le encuentre algo rescatable?

En mi antiguo blog, Puente Aéreo, escribí algunos posts bajo el título general de “Malas películas imprescindibles”, dedicados a cintas como SpiderBaby, Beyond the Valley of the Dolls, Color Me Blood Red, ÁMeia-Noite Levarei Sua Alma y Plan 9 from Outer Space. Dije que eran malas y también que eran extraordinarias y que había que verlas. Algunas más que otras, claro: ver la de Ed Wood por segunda vez ya sería un sacrificio, pero Spider Baby la he visto tres veces y sigue siendo mágica y la joya brasilera de José Mojica Marins la quiero repetir apenas pueda.

¿Por qué ésas sí y Cementerio general no? Porque una película puede ser mala y a la vez estar llena de hallazgos, descubrimientos imprevistos, a veces incluso casuales, o ser mala pero decir algo sumamente interesante, o puede ser pésima de manera grotesca y en medio de su vulgaridad encontrar un lenguaje propio y distinto: una mala película puede ser una fuente extraordinaria de ideas, dejarlo a uno marcado con imágenes que un cineasta más consciente o más pudoroso o menos refrenado o más sutil jamás se hubiera permitido filmar.

Y en esa falta de pudor a veces se filtra —uno lo ve— una variedad de locura que es tan poderosa que su forma se vuelve súbitamente secundaria, o todo lo contrario: la locura se vuelve pura forma, la intuición del mal o de la vileza o la bajeza o la miseria de lo humano se vuelve pura forma, y eso, que quizás un cineasta más cauto y menos enloquecido hubiera moderado y reprimido, un mal cineasta puede liberarlo hasta acuñar una obra indeleble, válida ya en sí misma, no importa cuántos principios estéticos y cuántos principios de composición viole, o quizás precisamente porque los viola, a veces sin saber.

Bueno. No esperen nada así de Cementerio general, porque Cementerio general no es otra cosa que una pésima imitación de las peores cintas de horror del cine americano de las últimas dos décadas, construida sobre un guión tan malo que ni la más lastimosa productora hollywoodense se hubiera dado el trabajo de aceptarlo aunque fuera sólo para reescribirlo. Y como si eso fuera poco, la película tiene las actuaciones más mediocres que sea posible imaginar, no sólo entre los jóvenes que asumen, incautos, sin aparente dirección, el rol de los muchachitos perpetuamente llorosos, gritones y lastimeros que aparecen y desaparecen en la historia sin orden ni concierto, corriendo por el cementerio como un rebaño de ovejas asustadas, todos igualitos, como un ridículo personaje de cuatro o cinco cabezas. De hecho, peor que ellos está Marisol Aguirre, incapaz de llorar y gritar de manera medianamente verosímil y cuya actuación ocasiona momentos más chistosos que todo Asu mare.

Hablando francamente: ¿cuán malo tiene que ser un cineasta para filmar una película de horror en locación, en un tenebroso cementerio de provincia, de noche, con cámara de visión nocturna, y conseguir que, en la pantalla, el cementerio parezca uno de esos camposantos de cartón en los que filmaba sus mamarrachos involuntariamente cómicos el legendario Ed Wood?

Alguien me dirá (mucha gente ya lo dijo): “pero uno se ríe con Asu mare y muchos se asustan con Cementerio general, así que cumplen su objetivo y por lo tanto son buenas”. Eso es como decir que un automóvil es un buen automóvil porque rueda y tiene motor o como decir que un zapato es notable porque tiene un hueco donde puedo meter el pie. Cumplir más o menos con la definición del género no hace a una película un buen exponente de ese género ni mucho menos una buena película.

Ojalá los econocríticos digan que sí, que si Cementerio general es un éxito, entonces esa película es un modelo a seguir. Ojalá, porque si lo dicen quedará ya demasiado claro que no tienen la menor idea de qué cosa es arte y qué cosa es un producto cultural válido, ni tampoco tienen idea de qué cosa es, para ponerlo en sus términos, una buena industria del entretenimiento, y que en el fondo lo que ellos esperan para el Perú es que el Perú sea una mala copia de las peores cosas que se hacen afuera de él. Eso es lo que parece cada vez que hablan de economía e industria, y eso es lo que parece, hasta ahora, cada vez que hablan de arte y de cultura.
 

21 comentarios:

Carlos Esquives dijo...

Coincido en estar a la expectativa de la opinión de los economistas, al menos los mismos que pretenden jugar a ser críticos de cine no teniendo la autoridad por obvias razones.

Lo que sí no estoy de acuerdo, es a la "crítica" que se le está dando a "Cementerio general", película que tampoco fue de mi agrado, y de la que por cierto también fabrique una crítica donde sustento con razones y no con adjetivos que denigran.

Yo estoy seguro que todo proyecto artístico (por más mediocre que sea) merece un respeto, ya que es al mismo autor a quien te refieres. Creo que todo creador se siente aludido (de manera MUY personal) cuando "x" persona se refiere en pésimos términos a su obra.

Uno puede afirmar que la película es mala, que no funciona, que es trivial, que es reciclada o incluso un producto de mercado, cero arte, cero creatividad; pero decirlo a diestra y siniestra sin algún fundamento analítico. Creo que ese tipo de acción es la misma ejercida por los mismos economistas que coronaron a "Asu mare" como la película modelo del cine nacional.

El ser amante de un género no creo sea sustento suficiente para acreditar una postura crítica. Aquí lo que cuenta son los fundamentos fílmicos, que van desde la narrativa hasta, por qué no decirlo, temas de producción, obviamente si desde criterio del académico ve provechoso comentarlo en beneficio de condensar (o que al menos se entiendan) sus razones sobre el porqué no le agradó tal película.

Saludos.

LuchinG dijo...

"La calidad la pone el cliente". Frase sacada directamente de una clase de marketing de la universidad.

Sangre para los niños dijo...

Pero sí es tu deber con las "malas películas imprescindibles" que esta no es una de ellas.

Neugebauer dijo...

Carlos Esquives, si hay una argumentación en el post:

Tesis: Cementerio general es tan horrorosamente mala, tan trivialmente mala, tan ridículamente mala, y mala de manera tan común, tan poco original, tan payasesca y desesperada, que ni siquiera un amante del cine de horror, como yo, y ni siquiera un amante del mal cine, como yo, puede encontrar en ella nada que sea mínimamente rescatable.

Argumento: Cementerio general no tiene ni siquiera un pasaje, una escena, un encuadre, un diálogo, un motivo o un rápido guiño que deje al espectador pensando “ok, esto es propio, esto lo ha hecho un director con alguna imaginación, lo ha escrito un guionista con sentido de la narración, con la expectativa o el deseo de decir o de mostrar algo distinto”.

Si te parece vacuo el texto de Gustavo Faverón, deberías decir en qué medida el argumento no es verdadero. O sea, darnos pruebas de que Cementerio general tiene pasajes, escenas, encuadres, diálogos que hagan de sus creadores seres respetables por el respetable. Pero no negar la argumentación que está allí, visible para todo el mundo.

Tan visible como el hecho de que en el cementerio este los primeros muertos son los cerebros de los que la consideran una buena película.

Anónimo dijo...

Que aburridos son estos criticosaurios sabiondos, :\

Anónimo dijo...

Hay tantos estafados e indignados con esa porquería de Cementerio General que en cualquier momento podría haber una marcha

Anónimo dijo...

buena no es, pero concuerdo con lo que dices de esa bendita tendencia a copiar lo norteamericano...como me dijo un gran amigo aqui en el Peru todos quieren ser unos wannabes

ARMANDO dijo...

Estimado Gustavo: tu crítica es tan convincentemente demoledora que ya me provocó ver la película en ciernes que, por supuesto, no pensaba ver... Saludos

Renzo dijo...

Es una película muy aburrida y representó tiempo desperdiciado de mi vida.

Pero claro cuando uno critica algo nacional que tiene "éxito" es el envidioso, el mal peruano.

Completamente de acuerdo con el post.

Anónimo dijo...

Tienes una critica tan larga que aburre volver a leerlo, tantos estudios no te ayudaron para resumir en un párrafo tu descontento por la película?
Estoy de acuerdo contigo en algo y es que Cementerio General carece de cierto talento. Pero ese talento es una muestra de que el cine nacional pide a gritos el cine de genero. Sea o no este fue el primer valiente que se lanzo a la piscina junto con Asu mare y que luego de ello seguirán otros, espero no seas otro mono mas subiéndose al coche de los halagos cuando el cine nacional haya demostrado dominar ciertos géneros. No pidas carne donde no hay, no pidas películas de horror al estilo europeo o americano ni mucho menos un Bebe de Rosemary donde recién se forja una alternativa de cine para el espectador. El hecho es que los realizadores pueden vivir de esta película y hoy me pude dar cuenta ya que tuve casualmente a un grupo de indicadores entre los 15 y 18 años que entre bulla, risas y gritos de susto mostraban que la finalidad del director era nada mas que entretener... misión Cumplida. Entonces si te pondrías en el lugar del director y productor a donde apuntarías... a que tu película lo vean un puñado minúsculo de críticos intelectuales que denominan a un nuevo producto como la niña mimada de los economistas neoliberales (frase mas posera) o que lo vea el publico masivo que con su aporte puedas lograr tu inversión gastada ojo que no los estas estafando porque el publico responde. No pongo en emblema nacional a esta película porque se que no es la mejor, tiene sus carencias técnicas y actorales, e incluso una historia predecible pero que diablos...recupero su inversión y hasta gano alguito mas creo... Bien por ello. A ver cuando nos muestras algún guion tuyo llevado a la pantalla, suerte.

Jorge Y dijo...

"A ver cuando nos muestras algún guion tuyo llevado a la pantalla". Que tontería, osea para criticar una pintura es necesario ser pintor? Si es una mala película es una mala película y punto. Eso no quita que sea peruana y uno se alegre por su éxito económico, pero de ahí a decir que es la primer película de horror en Perú...No se pasen eso es ser faltoso.

Jorge Y dijo...

"A ver cuando nos muestras algún guion tuyo llevado a la pantalla". Que tontería, osea para criticar una pintura es necesario ser pintor? Si es una mala película es una mala película y punto. Eso no quita que sea peruana y uno se alegre por su éxito económico, pero de ahí a decir que es la primer película de horror en Perú...No se pasen eso es ser faltoso.

miguel moreno dijo...

Vaya gustavo, tal parece q hay muchos q se sienten aludidos por tu comentario , sobre todo los anonimos , los q tiran la piedra y esconden la mano . Ante todo , muy buena tu critica , Cementerio... es mala en todo el sentido de la palabra , pero hay 2 cosas q no concuerdo contigo : para mi Cementerio... es mala , pero es PELICULA , es decir es una mala pelicula , mientras q Asu Mare ni siquiera la considero pelicula , es cualquier cosa , un mamotreto , algo inclasificable , como bien apuntaste alguna vez , es un comercial de hora y media , viendolo desde ese punto de vista , para mí nos estafaron con Asu Mare , pues pagamos una entrada por ver una pelicula cuando ni siquiera cumplió los requisitos para tal . Por lo tanto si tengo q dar una opinión de Asu Mare como pelicula (de manera obligada) y Cementerio General , debo decir q Cementerio... es totalmente mediocre , pero Asu Mare es totalmente pésima (o mediocre al cuadrado) . Y lo otro en q no estoy de acuerdo contigo es cuando afirmas que hay películas malas pero a la vez extraordinarias , pues es un contra sentido total ; todos esos hallazgos , descubrimientos , sean casuales o fortuitos , o el tema interesante q plantee , es decir filmar de modo inocente y sincero mas bien hacen q esa "mala" pelicula sea en realidad una BUENA pelicula , pues como es que voy a encontrarle tantas cosas positivas a una pelicula , decir q es extraordinaria , pero catalogarla de mala , sería una injusticia o hasta una mezquindad con esa pelicula .
El resto te lo reafirmo , y estoy casi seguro q esto de los nuevos criticos de cine , es decir aquellos q parece q han estudiado cine en un aula de economía , va a calar (y esta ya calando) muy hondo en los distribuidores , pienso q el futuro para el arte cinematografico en este pais se ve muy gris y el "estilo" de Asu Mare y Cementerio General va a continuar con muchas otras peliculas .
Saludos .

Xavier dijo...

Para hacer una película que deje buena taquilla, son necesarias dos cosas: un estudio sobre el nivel sociocultural promedio de los posibles asistentes, y si esos posibles asistentes están dispuestos a dejar su dinero en esto, y la segunda, un presupuesto relativamente bajo (relativamente, porque en otros países "bajo" podría ser un millón de dólares). Pero sigue siendo riesgoso: Por ejemplo, en los Estados Unidos, nación degradada mentalmente por el mainstream, se gastaron 25 millones en Disaster Movie y sólo recaudó 14. En cambio, en Epic Movie se gastaron 20 y se recaudó 37. Aquí, con un nivel sociocultural promedio más bajo aún, la fórmula del presupuesto muy bajo ha dado buenos resultados hasta el momento (Cementerio General costó menos que hacer el animado "Rodencia"). La próxima producción de este tipo seguramente seguirá por la misma línea, mientras haya taquilla que lo justifique, por supuesto.

Anali dijo...

Concuerdo con lo dicho, lo que yo he visto es un gran trabajo de marketing y manejo de medios (motivo por el cual en 7 dias ya habia recuperado la inversión), pero que la pelicula es mala es mala, y digo esto con el miedo de ser criticada (vivo en Iquitos) y tildada de "mala gente" que no apoya a lo nuestro, pero creer tener conciencia para no recomendar Cementerio General.

Anónimo dijo...

Será muy repetida, copiará escenas de muchas otras películas americanas... pero si los espectadores no han visto, o solo han visto pocas de esas películas, pues no compartirán la crítica. Más aun, que sea "mal" filmada, quizá produce un sabor local, digamos de entrecasa, que permite al espectador local sentirse más próximo a este cine.

Anónimo dijo...

No la vi, pero si me parece interesante que el publico peruano vea masivamente sus peliculas. Supongo que tu blog no es para esa gente.

Cesar Vasquez dijo...

Interesante. Voy a ir a verla. Si me asusta me daré por satisfecho. Si no, quemo el cine....

Anónimo dijo...

Mira la verdad yo soy un gran fanático del cine de terror y hay que ser sinceros y decir que fue una de las peores películas de terror que he visto en toda mi vida ...
Yo no seré crítico ...
Pero a mi me da como decir nose que cosa cuando en la TV pasan como que fue la mejor película de terror jamas creada en Perú ...
Sería una verguenza para mí como peruano que dijeran que esa película es un ejemplo a seguir ...
Si dijera que la película me gusto sería como decir que soy Metalero y me gusta Justin Bieber ...

Anónimo dijo...

No manches si Cementerio General fue malísimo ...
Y seguramente saquen segunda parte ...
a quedado comprobado en el cine de terror que las peliculas que tienen segunda parte nunca superan a la primera ...
Los Peruanos apoyan cualquier cosa ...
Y es por eso que sacan tantas producciones mediocres ...
Si van a sacar una porqueria como esa deberían ver sus películas antes de mandarlas al cine y engañar a la gente con un trailer que practicamente muestra toda la película en si ...

Si quieren ver cementerio General basta con ver el trailer y ya viste toda la película ...
Y no le hechen la culpa al presupuesto

Anónimo dijo...

SEAMOS SINCEROS ASU MARE ES UNA PELICULA PESIMA EN DONDE UNA PARTE HABLA SU MONOLOGO Y LA OTRA SIGUE LA PELICULA(VIDA)EL SEÑOR ALCANTARA ES BUEN ACTOR CON EXPERIENCIA FUI SU HINCHA DESDE PATACLAUN MARCO MI INFANCIA, PERO EN ASU MARE SE ME CAYO Y NO POR QUE SEA MAL ACTOR SINO QUE SU PELICULA NO ME GUSTO POR UN PESIMO GUION,DESPUES EL SE CREIA LA GRAN CAGADA JAJAJAJ Q PATETICO EL Y LA GNT QUE LO CREIA IDOLO JAJAJA SOLO UNOS POCOS SABEMOS LO QUE ES VERDADERAMENTE ARTE .EN EL PERU EN ARTE ESTAMOS CERO MIREN NOMAS LOS PROGRAMAS DE TV COPIAS BURDAS DE OTROS PAISES ACASO LOS PRODUCTORES NO TIENEN IMAGINACION? TODOS LOS PROGRAMAS QUE PASAN EN TV PERU SON COPIAS JAJA Y LO DE CEMENTERIO DE MASCOTAS AAAH ME EQUIVOQUE CEMENTERIO GENERAL PUES ACTORES MUY INMADUROS ME REFIERO SIN EXPERIENCIA NO TRANSMITIAN AL EXPECTADOR MIEDO SINO RISA DE LO PATETICOS QUE ACTUABAN,NO ES POR NADA PERO ESA PRODUCCION ERA UNA "MIERDALADA" ACTORES AL AZAR,MAQUILLAJE PESIMO Y TUVO Q GRABAR EN UN CEMENTERIO PARA QUE DIERA MIEDO,LOS INVITO A VER CORTOS DE TERROR UNA PAG ES PASARMIEDO HAY CORTOS ARGENTINOS ETC DE SUDAMERICA BUSQUEN Y VERAN QUE UN SOLO CORTO DE 10 MINUTOS DA MAS MIEDO QUE ESA PELICULA .BUENO FELICITO TU PAGINA UNA BUENA CRITICA PARA DESPERTAR EL CEREBRO DE ALGUNOS SALUDOS DESDE LAS TORRES LIMATAMBO